Parranda de San Pedro, más que una fiesta religiosa es un momento de encuentro

 In Arte-Fotografía

Compartir con la comunidad de Guarenas en la Parranda de San Pedro es algo inolvidable y enriquecedor, Yo tuve la maravillosa oportunidad de asistir como fotógrafo y capturar escenas muy valiosas para mi cultura y educación; la experiencia fue más allá de un simple observador, porque la misma gente te embulle en su felicidad, en su afán de compartir sus emociones.

Parranda de San Pedro, combina emociones de reflexión y euforia

Se respira un ambiente extraño, se combinan momentos de reflexión con momentos de euforia, al tiempo de mezclar el amor por el prójimo y por quien los visita, con las fotografías que tuve la suerte de tomar, busqué que transmitirán esos sentimientos, captando la expresión autentica de los actores, sin poses y barreras, enfatizando ese ambiente sano y purificador la parranda de San Pedro

En la Parranda de San Pedro, las familias se esmeran por la atención

En esa aventura tuve en compañía de una familia, la cual no conocía hasta ese momento, que me ofreció hospedaje, una exquisito cruzado de pollo, carne y vitualla,  además de una buena conversación, me manifestaban, por ejemplo, que la Parranda de San Pedro se convierten en una tradición de las familias, donde pasan todo el año preparándose para ser anfitriones y producir el evento, el cual ocurre una sola vez al año, cada 29 de junio en las ciudades de Guatire y Guarenas del Estado Miranda, Venezuela.

Origen de la Parranda de San Pedro

La Parranda de San Pedro tiene su origen en la época colonial, que consiste en unos parranderos, vestidos con levita y pumpá, donde uno de ellos lleva la imagen del santo, otro lleva una bandera amarilla y roja,  acompañados por Cuatro y Maracas. La percusión se logra con unos pedazos de cuero de animal amarrados a los pies a manera de sandalias. Estos negros vestidos de levita van acompañados por dos niños impúberes, vestidos con un traje rojo y amarillo, parecido a los arlequines, que se conocen como «tucusitos».

parranda-de-san-pedro

María Ignacia es el personaje protagónico de la Parranda de San Pedro

El personaje más llamativo de la Parranda de San Pedro es un hombre vestido de mujer que carga una muñeca de trapo. Este personaje se llama «María Ignacia» y la muñeca «Rosa Ignacia», que representan la esposa abnegada que paga la promesa. Los dos tucusitos hacen las veces de sus otros dos hijos. Todos llevan la cara pintada de negro con betún o lo que ellos llaman «negro humo». La festividad fue proclamada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO el 5 de diciembre de 2013.

San Pedro unió a Guarenas y Guatire

Según la tradición María Ignacia era una esclava que vivía en lo que llamaban el Cantón de Guarenas, es decir, la unión de Guatire o de Guarenas, que viendo que su hija Rosa Ignacia no curaba de una fiebre muy alta («una calentura»), le pidió a San Pedro que intercediera por la sanación de su pequeña y si lo hacía, ella le prometía salir a bailar y a cantarle todos los días 29 de junio, dado que se celebra el santoral de San Pedro Apóstol. La niña sanó y la noticia de la promesa que había hecho María Ignacia se regó por toda la zona. Los demás esclavos decidieron acompañarla en su canto y baile por las polvorientas calles de Guatire o de Guarenas, dependiendo el núcleo urbano más cercano del lugar donde surgió.

Fotografías que captan la alegría y el amor de la Parranda de San Pedro

Espero que estas fotografías que pretenden capturar esos momentos y rostros de alegría y reflexión que sólo se viven en la Parranda de San pedro  sean de su agrado y les brinde la misma emoción que causan en mí.

Si quieres saber más hay algunas páginas que tienen más, por ejemplo la de MINTUR o ivenezuela

san-pedro-2-2013-2 san-pedro-4-2013-2 san-pedro-11-2013-2 san-pedro-14-2013 san-pedro-23-2013 san-pedro-27-2013 san-pedro-34-2013 san-pedro-48-2013 san-pedro-58-2013

Recent Posts

Leave a Comment

La luz en la fotografía